Tecnologías VBTEC EMS/EMA

VBTEC

EMS/EMA News

Número #34: Mantenerse activo incluso con lumbalgia

Una de las cosas más importantes que pueden hacer las personas con lumbalgia es mantenerse lo más activas físicamente posible en la vida diaria y hacer ejercicio con regularidad.

 

Entre las cosas que se ha demostrado que ayudan se incluyen ejercicios para fortalecer los músculos centrales, así como ciertos ejercicios utilizados en pilates, yoga y EMS/EMA.

No moverse lo suficiente puede debilitar los músculos centrales, empeorar el dolor a largo plazo y provocar otros problemas de salud. Por eso, a menudo se aconseja a las personas con dolor de espalda que hagan "más ejercicio" y "se mantengan activas". Hay buenas razones para este consejo: Para empezar, se ha demostrado que el ejercicio físico regular reduce el dolor.

Además, es conveniente que sigas tu vida cotidiana con la mayor normalidad posible y no dejes que el dolor limite demasiado tus actividades. Aislarse o dejar de hacer cosas que te gustan hará aún más difícil sobrellevar el dolor de espalda.

Más de 100 estudios han analizado diversos tipos de ejercicio. Así que éste es, con diferencia, uno de los enfoques terapéuticos mejor estudiados. El ejercicio y el deporte también se encuentran entre los pocos tratamientos que han demostrado aliviar el dolor de espalda.

Aunque los programas de ejercicio no siempre consiguen que el dolor de espalda desaparezca por completo, a menudo alivian el dolor y mejoran la forma física y la movilidad en general. Las investigaciones también han descubierto que hacer ejercicio con regularidad puede reducir casi a la mitad la frecuencia de los ataques recurrentes de dolor de espalda.

 

No temas el movimiento y los ejercicios

Entre los tipos de ejercicio que han demostrado su eficacia se incluyen los siguientes:

  • Programas especiales consistente en ejercicios para fortalecer y estabilizar los músculos abdominales profundos (barriga), la espalda y la pelvis, así como entrenamiento de resistencia y ejercicios para estirar los músculos de las pantorrillas, las caderas y los muslos.
  • Yoga: Una antigua práctica india que pretende mejorar la conciencia corporal y la salud. El yoga suele consistir en ponerse en varias posturas o realizar determinadas secuencias de movimientos que pretenden fomentar la fuerza y la flexibilidad, la conciencia corporal y una buena postura.
  • Paseos: Las primeras investigaciones sugieren que dar un paseo o caminar a paso ligero (marcha nórdica) puede ayudar a aliviar el dolor de espalda si se hace con regularidad, por ejemplo, cada dos días durante 30 a 60 minutos.
  • Formación del SME: Para aliviar el dolor muscular, la estimulación EMS/EMA produce calor, lo que acelera la circulación sanguínea en la zona, ayudando así a eliminar los productos de desecho. La EMS/EMA puede ayudar a los deportistas a minimizar la rigidez muscular, los calambres y la fatiga periférica general.

 

¿Por qué SME para el dolor de espalda?

La EMS/EMA es impresionante para la regeneración muscular, para aliviar el dolor muscular: la estimulación muscular produce calor, lo que acelera la circulación sanguínea en la zona, ayudando así a eliminar los productos de desecho. La EMS/EMA puede ayudar a los deportistas a minimizar la rigidez muscular, los calambres y la fatiga periférica general.

Ayuda a curar lesiones musculares: el aumento de la circulación ayuda a transportar nutrientes a la parte lesionada, acelerando así la recuperación de las fibras musculares.

También es una excelente forma de fortalecer los músculos débiles (durante la rehabilitación, en caso de atrofia muscular): la contracción muscular tiene el mismo efecto que realizar un refuerzo en un grupo muscular determinado. La EMS/EMA puede ser una alternativa ideal cuando no es posible realizar movimientos naturales. Por ejemplo, en una lesión en la que el miembro necesita reposo. En este caso, la estimulación muscular eléctrica puede utilizarse de forma segura. No sobrecarga la articulación, pero puede entrenar los músculos que la rodean para que no pierdan peso. Esto acelera la rehabilitación, ya que no hay que dedicar tiempo extra a la reconstrucción de la masa muscular.

 

Haz que se pegue

Para que también le ayude a largo plazo, tiene que cumplir su programa de ejercicios. Esto requiere mucha motivación, y a muchas personas les resulta difícil al cabo de un tiempo, sobre todo si tienen un trabajo o una vida familiar muy ajetreados. Por lo tanto, es importante encontrar la manera de integrar el ejercicio en la rutina diaria.

Otras formas de incorporar más ejercicio a tu rutina diaria son las siguientes:

  • No utilizar las escaleras mecánicas ni los ascensores, y subir siempre por las escaleras.
  • Bajarse regularmente una parada antes de la parada real del autobús o tranvía, y caminar el resto del trayecto.
  • Intentar caminar o ir en bicicleta tanto como sea posible.
  • Tener un EMS/EMA PowerSuit en casa y utilizarlos 10-20min 2-3 veces por semana.

Pongámonos fuertes. ¡Con EMS/EMA!
Johannes, Jefe de Formación y Educación

 

Entradas relacionadas