Tecnologías VBTEC EMS/EMA

VBTEC

EMS/EMA News

Número #42: ¡Un reto de 28 días que transformará tu cuerpo!

""Los retos dietéticos suelen girar en torno a lo que no se puede comer. Pero ¿qué pasaría si pudieras ver enormes resultados de un auto-experimento que no pone límites a...?

 

En lugar de centrarse en qué que comes, nuestro reto alimentario de 28 días hace hincapié en cómo que comes. ¿Y los resultados? Podrían ser transformadores. Comer despacio es una de las prácticas fundamentales para una buena nutrición. 

¿Por qué no prueba usted mismo el reto de comer despacio? Póngalo en práctica durante 28 días y se sorprenderá de lo que puede conseguir.-aunque no cambies nada más.

Comer despacio y con atención puede ser más importante que...

  • lo que comes
  • cuando comes
  • elegir la "comida perfecta

Ahora, esto puede parecer un poco controvertido. Si sólo comes pasteles de chocolate, la velocidad a la que los consumes no es tu mayor problema.

Pero dejando a un lado los extremos, comer despacio puede ser el hábito más poderoso para impulsar una gran transformación corporal.

En lugar de tener que averiguar qué alimentos comer, con qué frecuencia y en qué porciones -todos ellos factores importantes, por supuesto-, comer despacio es la forma más sencilla de empezar a perder peso y sentirse mejor, inmediatamente.

Eso alimenta la confianza y la motivación, y a partir de ahí, siempre puedes afinar los detalles.

 

¿Cómo comer despacio?

Comer despacio y con atención es simple y eficaz. Pero la mayoría de la gente tiene que trabajar para conseguirlo.

Afortunadamente, no tienes que hacerlo "perfecto". En lugar de eso, intenta que sea "un poco mejor". Te sorprenderá lo eficaz que resulta.

Así es como funciona...

1. 1. Respira hondo

Antes de comer, haz una pausa. Respira hondo.

Toma un bocado. Luego respira otra vez.

Toma otro bocado. Luego respira otra vez.

2. Añade un minuto

Al principio, la mayoría de la gente siente pánico ante la idea de "perder el tiempo" comiendo o de tener que estar demasiado tiempo a solas con sus pensamientos y el sonido de los crujidos. Además, la vida es ajetreada y apresurada. Hacer comidas largas y tranquilas puede parecer imposible.

Empieza poco a poco. Añade sólo un minuto por comida. O dos, o tres, si te sientes atrevido.

3. remoto

Para el siguiente nivel de desafío, no comas mientras conduces, ves la tele o juegas con el teléfono. Siéntate a la mesa, no en el sofá del salón, y por el amor de Dios, no comas de pie encima del fregadero. Intenta relajarte y disfrutar de la comida.

4. Masticarlo bien

Prueba este experimento: Come alimentos enteros, como una rodaja de manzana, y cuenta cuántos mastica para tragar un bocado. Después, coge un tentempié muy procesado, como una galleta, y cuenta los que masticas.

5. Haga algo entre bocado y bocado

Llevar un ritmo es más fácil cuando se tiene en mente una acción específica para separar los bocados de comida. Entre bocado y bocadoIntenta...

  • dejar los utensilios
  • beber un sorbo de agua
  • hacer una pregunta a alguien de la mesa

6. Disfrutar de la comida

Cuando comas... come. Disfrútalo. Pruébalo de verdad.

¿Es salado? ¿Dulce? ¿Cubre el paladar? ¿Qué textura tiene?

Fíjese en estos pequeños detalles a cada bocado.

7. Observa qué afecta a tu velocidad de alimentación

Mientras experimentas, tratar de identificar lo que afecta a su velocidad o concentración al comer. Tenga en cuenta factores como...

  • con quién comes
  • cuando comes
  • lo que comes
  • dónde comer

 

Perfeccione su práctica

Presta atención a la velocidad a la que comen los que te rodean. Observa a la persona más lenta del grupo e iguala su velocidad.

Si te encuentras con prisas, deja los utensilios y tómate un minuto para volver a concentrarte.

Adopta una mentalidad experimental y fíjate en lo que aprendes. 

Acuérdate: Cada comida es una oportunidad para mejorar.

 

Inicie una rutina de entrenamiento sencilla y eficaz

El poder del entrenamiento combinado con la nutrición es insuperable. Así que, ¿por qué no probar algo nuevo?

Formación del SME es el entrenamiento más sencillo y eficaz con el que puede empezar. Verás resultados en 28 días y es fácil de integrar en tu vida diaria. Sólo te llevará dos días o 20 minutos cada uno y harás que tu cuerpo trabaje como si entrenaras todos los días durante 60 minutos.

Visionbody es la empresa de EMS/EMA más avanzada del mundo. Y no solo ofrecemos EMS/EMA Training para entrenadores y grandes gimnasios, ¡sino también para clientes privados a domicilio!

Sí, claro. Ahora puede hacer Formación del SME en casa¡¡!! Si quieres saber más sobre nosotros, visita nuestra nueva página web aquí.

¡Hasta pronto! Y cuéntame qué tal te ha ido el reto de los 28 días.

Johannes

Entradas relacionadas